Puedes encontrar detalle de cada servicio en las pestañas del menú de navegación.


 

Una reflexión 

 

 

La protección de datos de carácter personal se conforma como un derecho fundamental, y aquellas empresas u organizaciones privadas que no aplican correctamente la normativa que lo desarrolla pueden encontrarse con graves perjuicios, como por ejemplo:  

  • No poder ser proveedor de otras empresas que sí cumplan, y en especial de las Administraciones Públicas.
  • Quedarse al margen de cualquier certificación de calidad, tipo ISO 9001.
  • No poder externalizar su actividad a otros estados de la Unión Europea

Las obligaciones de cumplimiento tienen además un claro componente empresarial y personal:

  • La información personal cada vez adquiere un mayor valor económico
  • Los clientes facilitan sus datos y ellos son su principal activo
  • Si ordena la información y los datos, dará un salto cualitativo en sus operaciones y trámites con sus clientes
  • Ofrecerá mayor confianza a sus clientes, proveedores e incluso a sus trabajadores
  • Cualquier futuro proyecto de seguridad, calidad o responsabilidad social corporativa pasa por un adecuado cumplimiento de esta normativa
  • Evitará, con su cumplimiento, parte de las posibles responsabilidades penales como administrador societario.
  • Se diferenciará de su competencia
  • Como usuario de otros servicios exige que protejan sus datos personales
  • Las posibles sanciones ponen en riesgo la continuidad de la organización debido a sus elevadas cuantías.

El coste de oportunidad, de no llevar a cabo estos ajustes legales, es tan elevado que en cualquier caso es conveniente una correcta adecuación normativa.